viernes, 23 de mayo de 2008

LIBERTAD GRUPO 8

FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICA Y SOCIALES
ESCUELA DE DERECHO


LIBERTAD

Integrantes:
· Leonidas Orellana M.
· Yessenia Riquelme C.
· Oriana Peñailillo
· Bárbara Rey A.

Cátedra: Historia de la Cultura Jurídica.
Profesor: Neville Blanc


SANTIAGO, 19 de mayo del 2008



ÍNDICE




Página

1. Índice...............................................................2
2. Introducción.....................................................3
3. Definición Libertad...........................................4
4. TiposDeLibertadComoPositivay Negativa…………...............................................4
5. Libertad en la filosofía de Grecia clásica………..5
6. Libertad en roma……………………………………….8
7. Libertad Positiva Y Negativa………………………..11
8. Libertad y cristianismo……………………………...13
9. La ilustración y autonomía..............................14









INTRODUCCIÓN

En este trabajo queremos tratar la libertad tanto en su definición como la trascendencia histórica que ha tenido la misma durante su evolución y como ha afectado al hombre para llegar al concepto actual.












DEFINICIÓN DE LIBERTAD

Con carácter general, el concepto de libertad - especialmente a nivel personal - presupone la disposición de una posibilidad de elegir. Esa posibilidad de elegir presupone a su vez la de disponer de elementos de juicio que conduzcan a la elección; lo que requiere la posesión del conocimiento de los componentes de esos elementos de juicio, y de la inteligencia adecuada para valorarlos debidamente y discernir acerca de la conveniencia de la elección

1. Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.
4. Facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres.
5. Condición de las personas no obligadas por su estado al cumplimiento de ciertos deberes.








DISTINTOS TIPOS DE LIBERTAD

LIBERTAD DEL CRISTIANO: Según Pablo («Epístola a los Gálatas»), en Cristo ya no hay ni judío ni griego, ni esclavo, ni libre. La libertad consiste en la obediencia a la «ley perfecta» que es la de Cristo. En su origen está vinculada a la espera apocalíptica y se vincula al poder de Dios («nulla potestas nisi a Deo», Pablo a los Romanos) sobre todo lo creado. Con Agustín la libertad del cristiano se sobrepone a la libertad del sabio («La persona honesta aunque sea esclava es libre, el malvado aunque tenga poder es esclavo»).
LIBERTAD DEL SABIO: Libertad interior, que deriva del hecho que el sabio es capaz de dominar sus pasiones y de actuar como ser auténticamente racional o «logistikon». Concepto de origen cínico, divulgado y perfeccionado por los estoicos; en cierta manera se relaciona con el exilio interior y se contrapone a la libertad política que el sabio tiende a considerar como meramente aparente.





LIBERTAD DE LOS ANTIGUOS / LIBERTAD DE LOS MODERNOS: Contraposición establecida por Benjamin Constant y por Germaine Necker, baronesa de Staël (1819). La libertad de los antiguos es de tipo público, está garantizada por la costumbre y se ejerce de forma directa y sin representantes. La libertad de los modernos es de tipo político, esta garantizada por la ley y consiste en el «goce pacífico de la independencia privada», incluye el derecho a tener una opinión propia, a la reunión, a cambiar el gobierno, etc.
LIBERTAD NATURAL Hipótesis introducida modernamente por las Utopías y por Rousseau, si bien entre los antiguos ya la ejemplificó Tácito en su «Germania». La libertad natural resultaría monstruosa porqué no tiene otra limitación que la que proviene de la naturaleza (el hambre, el frío...) y, por lo tanto, no crea comunidad, ni está mediada por la cultura. Los romanos la consideraban bárbara y los modernos imposibles de recuperar. Incluso Rousseau juzga imposible el regreso a la naturaleza que implicaría una libertad sin civilización.





LA LIBERTAD EN LA FILOSOFÍA DE GRECIA CLÁSICA

En términos filosóficos, la cuestión de la libertad encierra primeramente la de determinar si el hombre posee una libertad, y también la de definir en qué puede ella consistir. Los griegos, en función del régimen imperante en su época, contrapusieron el concepto del hombre libre al de esclavo. Distinguían por una parte la condición de libre en el sentido político como aquella del que ingresaba en la polis como ciudadano libre; así como por otro lado la que podría traducirse por “liberalidad” o condición espiritual por la cual la capacidad de creación se encontraba plenamente activa.
En tal sentido, el hombre libre era el que no estaba sometido; de manera que poseía por un lado la plena capacidad de decidir que comprendía una autodeterminación respecto de sí mismo pero también en los asuntos de la comunidad, lo que a su turno implicaba un concepto de responsabilidad hacia la comunidad en cuanto a ese ejercicio de su libertad. Por tanto, en este concepto, el hecho de ser libre significaba asimismo asumir obligaciones.
Existen tres órdenes en que es aplicable la idea de libertad.
La libertad frente a la Naturaleza. Se entiende como la posibilidad de eludir el encontrarse sometido a un orden cósmico predeterminado e invariable; ya sea que éste sea considerado como emergente de un Destino (el Hados) que condiciona el desenvolvimiento de la vida y las acciones del individuo, o como producto de una Naturaleza en la que por efecto de sus leyes inexorables todos los acontecimientos están directamente impuestos por una relación de causalidad.
En la concepción griega antigua, solamente eran libres frente al Destino aquellos que no habían sido “elegidos” por él para realizarlo. De tal manera, aquellos que podían eludir a su Destino eran libres, pero en el sentido de que carecían de importancia; mientras que los elegidos por el Destino, si bien no eran libres en el sentido de poder hacer lo que quisieran, en cambio sí lo eran en un sentido superior, en cuanto se considerara la libertad como la capacidad de realizar sin ningún género de impedimentos aquello que era necesario realizar, por acto de su voluntad.
Considerado el orden cósmico como equivalente al orden natural, la cuestión de la libertad consiste en establecer en qué grado el hombre - sobre todo cuando exista un deber para ello - puede sustraerse a la causalidad que interrelaciona los acontecimientos naturales.
En este sentido, los antiguos griegos consideraron el punto a partir del concepto de que el alma, si bien integrante de la realidad de la Naturaleza, disponía de una condición distinta a la de los cuerpos y por tanto era susceptible de una libertad de movimientos.
También consideraron que en el campo de la realidad, la libertad era una condición propia del orden de la razón, de modo que el hombre es libre en cuanto es un ser racional y se disponga a actuar como tal. De tal modo, si bien todos los hombres tienen la capacidad de ser racionales y de actuar racionalmente, siendo así libres; la libertad es una condición especialmente propia de los sabios - los “filósofos” - puesto que son ellos los que disponen del medio adecuado para actuar racionalmente.
La libertad frente a la comunidad humana. Esta forma de libertad - que puede calificarse como “política” o “social” - consiste fundamentalmente en la autonomía, o la independencia que permite al individuo regir su propio destino dentro de la comunidad; así como a las propias comunidades sin tener imposiciones o impedimento por parte de otras comunidades.
Respecto de la libertad política del individuo, ella no consiste sin embargo en la capacidad de eludir las leyes de la polis; pero sí en elegir sus propias conductas dentro de las que no las infringen.
La libertad personal. Esta forma de libertad se manifiesta como la disposición de la autonomía del individuo frente a las presiones o imposiciones originadas en la comunidad que integra. En el concepto griego, si bien el individuo se debía a su polis, se reconocía su derecho al ocio; su derecho a distraerse al menos temporalmente de sus obligaciones cívicas para dedicarse a cultivar su propia personalidad individual.

En la evolución del pensamiento filosófico de la Grecia clásica, se advierte la tendencia a identificar el concepto de libertad, cada vez más, con el último de los significados; esto es, el de la libertad como una condición personal.
Especialmente a partir de los estoicos, la libertad fue fundamentalmente considerada como la capacidad de “disponer de sí mismo”; en tanto que todo lo exterior al individuo, ya se trate tanto de las instituciones e imposiciones de la sociedad como las propias pasiones o “necesidades”, es considerado como un equivalente a la opresión. El hombre aumenta su libertad en la medida en que logra prescindir de aquello exterior a sí mismo; de modo que atienda en la forma más exclusiva a aquello que “está en nosotros”, como expresaba Séneca. La libertad, en esta concepción, consiste en una capacidad de ser uno mismo.
Los neoplatónicos consideraron que la libertad consistía principalmente en la contemplación; en una ausencia de acción, a la cual se restaba importancia.
Para otros pensadores, la libertad equivalía a tener el conocimiento de lo inexorable, del Hados; comprensión del Destino que permite al Sabio aceptar ese orden cósmico, y en consecuencia actuar no por efecto de una coacción sino por su voluntad consecuente con ese conocimiento de su Destino.
Tanto para Platón como para Aristóteles, la concepción de la libertad estaba estrechamente ligada a la idea de la autonomía, es decir, la capacidad de decidir por sí mismo.
Pero, especialmente para Aristóteles, la cuestión de la libertad queda directamente referida al respeto, no solamente del orden natural, sino también del orden moral.
Para el Estagirita, todos los procesos de la Naturaleza operan en función de una finalidad que les es propia, tienden a sus propios fines. Pero en el hombre, si bien sus acciones siempre tienden a un mismo fin - consistente en la búsqueda de la felicidad - ellas están caracterizadas por un poder de ejercicio de la voluntad.
En el hombre, las acciones sólo son morales cuando están gobernadas por la voluntad frente a una posibilidad de haber elegido - el “libre albedrío”; pero esa posibilidad sólo puede existir cuando el hombre no está sujeto a la coacción de la ignorancia. Aristóteles consideró que el ejercicio de la libertad es esencialmente una obra de la razón; así como que toda vez que el hombre llega a conocer el bien solamente puede actuar de acuerdo con él. La actuación del hombre es libre, cuando su finalidad racional conduce a la realización del bien.
El concepto aristotélico de la búsqueda de la felicidad fue incluido entre los principios esenciales de la concepción liberal del Estado, por los “padres” de la Constitución de los Estados Unidos; entendido en el sentido propiamente griego.
Ese concepto tiene un sentido mucho más adecuado en su expresión en inglés, ya que la palabra happiness no significa solamente una “felicidad” en sentido subjetivo; sino un estado espiritual resultante de lograr una plena realización personal, como resultado del propio esfuerzo al desenvolverse en un ambiente que permita el completo desarrollo de todas las potencialidades individuales, en todos los órdenes de la vida, como solamente es posible en un sistema político donde exista una verdadera libertad individual que lo habilite.

LA LIBERTAD EN ROMA
La principal división del derecho de las personas es que los hombres, unos son libres y otros siervos. La libertad (de la cual viene la palabra libres), es la facultad natural de hacer lo que cada uno quiere, a no ser que se lo impida la fuerza o el derecho.
Los siervos o nacen, o se hacen: nacen de nuestras esclavas; se hacen o por derecho de conquista, eso es por el cautiverio, o por el derecho civil cuando un hombre libre mayor de 20 años permite venderse con objeto de lucrar el precio.En la condición de los siervos no hay diferencia ninguna: entre los libres, empero hay mucha; pues son ingenuos o libertinos.



LIBERTAD POSITIVA Y LIBERTAD NEGATIVA
LA LIBERTAD POSITIVA se refiere a los bienes, recursos y medios que el hombre, sin restricciones, por sí mismo puede aplicar a la satisfacción de sus aspiraciones, deseos y necesidades. Es la libertad en cuanto capacidad ejercida para lograr un fin que se ha propuesto el mismo sujeto.
LA LIBERTAD NEGATIVA -más atinadamente llamada libertad defensiva o protectora- encaja en el concepto que de las instituciones elaboraron los teóricos del liberalismo clásico. Es la libertad considerada como estado de independencia, de privacidad, de intimidad de cada hombre y de sus asociaciones inmediatas. Es la libertad que, donde se la respeta, permite al individuo -frente al Poder y a otros sujetos y grupos desarrollar la gama de conductas a que lo impulsan el anhelo, el deseo, los motivos o su simple antojo. Es la libertad que se ejerce no “para” algo sino en consideración "de" algo.
La libertad negativa es ausencia de oposición, falta de restricción externa, exención de coerción, inexistencia de represión. Por el contrario, libertad positiva es la capacidad, poder, derecho o suficiencia de medios para construir activamente, o participar en la realización de un orden social libre.
No será difícil captar que la auténtica libertad resulta de la conjunción de los dos aspectos enunciados; sólo entonces existirá íntegra, o completa. Pero, en guardia ha de estarse contra aquellos que pretenden asignar una función disminuida a la libertad defensiva. Es de tal manera importante su existencia que, sin ella, no existiría el ambiente necesario para que surja, se conserve y desarrolle la libertad positiva. Recogiendo la síntesis feliz de un autor, la libertad defensiva es preliminar a la libertad positiva, porque se precisa la "libertad de" a fin de alcanzar la "libertad para".

LIBERTAD Y CRISTIANISMO
El cristianismo introdujo las nociones de pecado y culpa, incompatibles con la teoría clásica griega, haciendo necesario una nueva definición de libertad que permitiera explicar el ser humano como responsable de sus actos ante Dios. De manera que los defensores de la postura libre arbitrista (es decir, aquellos que confirmaban la existencia de la libertad, con más o menos limitaciones) se fundamentaban en razonamientos eminentemente religiosos, nacidos de la teología cristiana católica, para quien es indiscutible que el ser humano es libre (dentro de ciertos límites), pues Dios habría dotado a sus criaturas de tal capacidad para que eligieran entre el pecado o la gracia. La existencia del libre arbitrio era condición indispensable para alcanzar la salvación o la condenación.
Esta visión más o menos coherente dentro de la teología cristiana se rompió durante la Reforma, al proclamarse el determinismo teológico luterano, y a partir de ahí se vino lentamente abajo a medida que las ciencias naturales explicaban la conducta humana a partir de factores ambientales, económicos, sociales o genéticos, naciendo así toda una larga serie de determinismos.
Los primeros padres de la iglesia defendieron la existencia del libre albedrío, defendieron la idea del hombre dueño de su libertad entre el bién y el mal, como viene siendo ahora en una de la que son sus claves. La libertad cristiana era diferente de la libertad civil romana, donde había esclavos y libres. En el cristianismo el problema de la libertad del hombre es clave, y detrás de su defensa está el de la libertad de los pueblos, el del abuso de libertad.
Después, pasados los siglos, nos encontramos con Lutero negando de manera absoluta el libre albedrío del hombre, aunque predicó la libertad como fórmula de convivencia en los Estados germanos, de tal forma que en España, y eso lo vemos referido en El Quijote, cuando vuelve el morisco Ricote, se habla de que allí reinaba la 'libertad de conciencia'. Todo es más complejo de lo que dicho así, en pocas palabras, parece. El problema de la libertad del hombre lo encontramos en actuaciones famosas de la Inquisición.
Verdaderamente, el estudio del problema de la libertad en las actuaciones de la Inquisición, sin duda nos llevaría a ver que la política ejerció una presión semejante, o quizá más, que la propia religión, por lo menos en determinados momentos. El problema de la unidad de España estaba en juego y un luterano venía a ser tan enemigo de esta idea como del dogma religioso. Después de Trento, y de una manera oficial, la política y la religión marcharon juntas, y como se pudo ver, una vez demasiado juntas para el poder político, y otras veces, demasiado juntas también, para la religión.
La Inquisición era una cuestión de Estado, cosa que se olvida con frecuencia. Desde las creencias religiosas hasta la observación de las buenas costumbres, casi todo pasaba por ella. Los políticos y los eclesiásticos compartían el poder, un poder absoluto. Por eso no puede extrañarnos que desde la misma Roma se pasaran avisos de que no actuasen con tanto celo. En el caso del arzobispo Carranza y en tantos otros, esto parece claro.


LA ILUSTRACIÓN Y EL IDEAL DE AUTONOMÍA
En este escenario tuvo lugar el movimiento conocido como Ilustración. Este complejo fenómeno cultural proponía ambiciosos ideales de libertad y emancipación, especialmente desde el punto de vista político e intelectual. La lucha contra el despotismo, la ignorancia, el paternalismo político y la superstición se convirtieron en motivaciones centrales durante esa época. Ya no se debatía tanto de libertad como de liberación. Es entonces cuando el desarrollo de la temática de la libertad (entendida como la facultad de querer tal o cual cosa sin condición invencible) recibió un impulso especialmente notable gracias al pensamiento de Immanuel Kant. Si su antecesor Descartes anunciara que el sujeto es el marco de referencia de la verdad, Kant perfiló el concepto de autonomía como una idea nueva que venía a sustituir los anteriores planteamientos entorno al concepto de libertad. Para Kant, la libertad se encontraba en la autonomía. En el primer párrafo de su obra ¿Qué es Ilustración? lo expone de manera sucinta:
La ilustración es la salida del hombre de su minoría de edad. Él mismo es culpable de ella. La minoría de edad estriba en la incapacidad de servirse del propio entendimiento, sin la dirección de otro. Uno mismo es culpable de esta minoría de edad cuando la causa de ella no yace en un defecto del entendimiento, sino en la falta de decisión y ánimo para servirse con independencia de él, sin la conducción de otro. ¡Sapere aude! ¡Ten valor de servirte de tu propio entendimiento! He aquí la divisa de la ilustración.
En este párrafo sentaba las bases del moderno concepto de autonomía, entendida como una dimensión de la razón que facilita al ser humano la posibilidad de pensar y, por tanto, de darse normas a sí mismo sin ayuda de ninguna autoridad. La autonomía se alcanza desde la voluntad de querer poseerla, y permite al ser humano librarse de la carga de la autoridad. Kant afirmaba que una ética autónoma (basada en el deber por el deber) era el único marco posible para lograr una pauta universalmente válida de conducta, frente a las éticas heterónomas (basadas en el placer, por ejemplo) que no lograban fundamentarse en la autonomía personal por estar dirigidas por un objeto no racional. También entendía que el conocimiento es un desafío (Sapere Audere!, en latín, "Atrévete a saber") y la libertad, más que una condición, es un logro. De esta manera, la persona autónoma era responsable, mientras que quién, por comodidad o cobardía, decidía vivir en estado de minoría de edad, resultaba ser irresponsable.
La autonomía (moral y política) pasó a ser un ideal en sí mismo y base, con el paso del tiempo, de las sociedades democráticas, pues solamente desde la autonomía personal se puede hacer uso de la autonomía política que permite al ciudadano participar en el gobierno de la comunidad.



LIBERTAD EN LA ACTUALIDAD
En el mundo de hoy, o mejor, el hombre de hoy se encuentra esclavizado, se puede ver nuestras vidas, donde dependemos del dinero, por ende somos esclavos de los medios de obtención de este, y a su vez terminamos esclavos del dinero y del mercado, pues son estas dos entidades quienes terminan dirigiendo nuestras acciones esclavistas. Trabajamos arduamente para obtener un objeto que no tiene valor en si mismo, peor aún, damos nuestro valor agregado (la creación-el trabajo) para obtener algo que no vale, para luego cambiarlo por objetos que “queremos”, o bien que creemos querer, pues es el Mercado quien nos “ofrece”, mentira nos exige comprar, engañándonos con una variedad aparente, donde quiere un producto el cual no puedes elegir pues necesitas más dinero porque sus valores son más alto de lo que costo tu trabajo. Lo terrible que lo compras, dirás opte por comprarlo, ¿pero realmente se opto? si, lo compras pero en cuotas, lo cual te convierte esclavo del mercado automáticamente, pues debes trabajar para el mercado, para luego pagarle al mercado un producto que uno hizo. Aquí se aplica la falsa conciencia, donde uno cree que es libre de elegir. Que uno compra el producto y opta por endeudarse, pero esto que significa, que al momento de realizar la acción, pierdes la libertad, porque se pierde la independencia, el “estado o condición del que no está prisionero o sujeto a otro” en este caso el Mercado.
Pienso que la Libertad está en saber optar y saber hacerse responsable de la opción, como Dios plantea con el libre albedrío, el poder optar. También considero que nuestro mundo nos encierra en un sistema de esclavitud y dependencia, el cual solo se puede liberar por medio de la conciencia y la fe que Dios nos da. También creo que nuestro entorno social limita nuestra libertad plena, por medio de patrones y condicionamientos socioculturales, pero esta en nuestro ser, gracias a la voluntad de Dios, de tomar conciencia de nuestro entorno y romper los moldes que limitan al ser humano en la construcción de la voluntad de Dios.
La libertad se construye a partir de la conciencia, una libertad que lleva a la felicidad que Dios nos propone, ser libres para ser felices. Esto me recuerda la frase “Mi libertad termina donde comienza la libertad del otro”, yo creo que no, “Mi libertad es infinita y plena que inicia y se complementa gracias a la libertad del otro, para un bienestar personal y social”
La moral cristiana nos ayuda a enfrentar el mundo actual, entregando herramientas se comportamiento comunitario para un mejor vivir, consientes y en la fe que Dios nos da.
















CONCLUSIÓN
En conclusión podemos decir como grupo que la libertad existe como concepto propiamentetal, no así en el ejercicio ya que el ser humano siempre está condicionado a factores externos que impiden su actuar libre, también estamos condicionados por factores sociales y por factores morales que estancan nuestro libre actuar es decir las reglas que están impuesta por la sociedad y leyes vigentes.












BIBLIOGRAFÍA

Para realizar este informé obtuvimos, la información de estas fuentes.

Diccionario de la real Academia Española
http://filosofia.idoneos.com/index.php/Problemas_filosoficos/La_libertad_entre_los_griegos
www.liceodigital.com/filosofia/libertad.htmlibertad

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Me referire solo al ultimo titulo de este trabajo LA LIBERTAD EN LA ACTUALIDAD, en el tema tratado se da a conocer algo bastante cierto sobre la dependencia economica existente en la actualidad, un mundo lleno de limitaciones pero a la vez una sociedad que establece que todos somos libres e iguales, una verdadera contradiccion. De por si somos libres de elegir, tomar deciciones dentro de un marco de limitaciones esa es nuestra libertad actual, pero enfocada mas a una dependencia economica ya que el que tiene menos recursos economicos tiene menos opciones para elegir.


Jorge Gonzalez Piña

Luis dijo...

si bien en el ultimo punto de vista dado al concepto de libertad en la actualidad me pareció un poco anarquista, es real, somos unos esclavos del sistema pero a la vez somos libres de seguir en este o salirnos de el.
Siempre esta la opción de revelarte contra el sistema por ejemplo ser un ermitaño o un indigente que vive en las calles, pero ala vez se te dará la libertad de hacerte cargo de tu decisión y vivir como tal ya no siendo esclavo del sistema pero con la calidad de vida que tu elegiste.

Anónimo dijo...

muchachos les vuelvo a repetir los trabajos no se hacen cortando y pegando o por ultimo haganlo bien ya que frases como:Pienso que la Libertad está en saber... o Esto me recuerda la frase “Mi libertad termina donde comienza la libertad del otro”, ...,nos hacen darnos cuenta de la calidad de este , si es esta trabajando en grupo deben ir en PLURAL no singular
atte.alguien preocupada

Anónimo dijo...

Luis, esta muy bien lo que dijiste de que uno tiene la libertad de elegir de ser ermitaño o indigente y vivir sin depender de la economia, pero a lo que me refiero es que una persona en esas condiciones tiene una libertad mucho mas limitada que una persona que tiene los recursos sufucientes para subsistir.
Si un indigente tiene la necesidad de comer algo en especial no podra hacerlo ya que no tiene los medio para hacerlo a menos que se dedique a pedir o buscar en la basura, o sea, puede satisfacer su necesidad y tener la libertad de elegir pero las opciones que este tiene son pocas y bastante limitadas...

Jorge Gonzalez Piña

Anónimo dijo...

Para la anónima tan preocupada, si bien es verdad que en definitiva los trabajos se han hecho cortando y pegando, no hemos podido ni siquiera, salvo 2 o 3 grupos exponer los temas dentro del taller y menos aún conversado para poder sacar una conclusión como grupo curso, y en todo caso me encantaría saber tu nombre y tu grupo y dar mi opinión sobre tu trabajo.

Daniela García González.

Anónimo dijo...

Pienso igual, ne encantaria ilustrarme con el trabajo de esta persona no coloca su nombre al comentar, talves con su trabajo podria darme cuenta que todos nuestros trabajos son mediocres en comparacion al suyo, asi que por favor coloca tu nombre para poder revisar tu trabajo y aprender como se hace un buen trabajo....

Jorge Gonzalez Piña

Leonidas Orellana M dijo...

El objeto del trabajo no fue dar una cátedra de las definiciones, sino por el contrario hacer más práctico el entendimiento de los conceptos a través de un resumen y entregar un aporte, haciendo más fácil para todos nosotros la lectura precisa y concisa de ellos. Todo esto enmarcado en la fuente que dió el profesor al principio del curso y no en otras. Se puede notar que tanto la introducción como la conclusión no son un copy paste y tampoco un material wikipedico. Puedo agregar que nuestro grupo ha madurado la definición de estos conceptos con el tema de la libertad lo que indica que ya estamos aprendiendo a "pescar". Además es el único trabajo en relación que veo publicado y resumido, creo que a más de algún compañero le servirá para estudiar para la prueba del sábado, considerando el poco tiempo que tenemos los vespertinos y que realmente nos interesa la clase.

katherine díaz serrano dijo...

La idea central es importante sin embargo, la evoluci{on de la sociedad tiene la mayor incidencia en lo que podemos determinar en la idea de la libertad en un momento dado. Interesante resulta en este sentido analizar la situaci{on que se vive en nuestro país y así se podría denominar bipolar ya que rije en su vida un conservadurismo.
La otra parte que intenta abrir determinados espacios en nuestra sociedad de ciertas ideas que podríamos calificar incluso de extremas por ejemplo en que la libertad del ser humano resulta exagerada como por ejemplo la mujer elige la interrupci{on del embarazo, o en la libertad de elegir la continuidad de la vida de una persona, lo que provoca que nos encontremos frente a un periodo de grandes debates y discusiones en donde se aplican los conceptos señalados.

katherine díaz serrano dijo...

La idea central es importante sin embargo, la evoluci{on de la sociedad tiene la mayor incidencia en lo que podemos determinar en la idea de la libertad en un momento dado. Interesante resulta en este sentido analizar la situaci{on que se vive en nuestro país y así se podría denominar bipolar ya que rije en su vida un conservadurismo.
La otra parte que intenta abrir determinados espacios en nuestra sociedad de ciertas ideas que podríamos calificar incluso de extremas por ejemplo en que la libertad del ser humano resulta exagerada como por ejemplo la mujer elige la interrupci{on del embarazo, o en la libertad de elegir la continuidad de la vida de una persona, lo que provoca que nos encontremos frente a un periodo de grandes debates y discusiones en donde se aplican los conceptos señalados.

katherine díaz serrano dijo...

La idea central es importante sin embargo, la evoluci{on de la sociedad tiene la mayor incidencia en lo que podemos determinar en la idea de la libertad en un momento dado. Interesante resulta en este sentido analizar la situaci{on que se vive en nuestro país y así se podría denominar bipolar ya que rije en su vida un conservadurismo.
La otra parte que intenta abrir determinados espacios en nuestra sociedad de ciertas ideas que podríamos calificar incluso de extremas por ejemplo en que la libertad del ser humano resulta exagerada como por ejemplo la mujer elige la interrupci{on del embarazo, o en la libertad de elegir la continuidad de la vida de una persona, lo que provoca que nos encontremos frente a un periodo de grandes debates y discusiones en donde se aplican los conceptos señalados.

Claudia Laubreaux Ahues dijo...

Me parece muy apropiado tomar en cuenta nuestra libertad
actual y como se lleva acabo, ya que le da mas profundidad al tema
no obstante creo que en momentos fue un poco fatalista el decir
"...a su vez terminamos esclavos del dinero y del mercado.....", ya que nuestro mundo actual
vive y gira del mercado como a su vez del dinero, lo cual no ha sido tan malo, ya que gracias a estos conceptos (dinero,mercado) es que puedo expresarme en este blog (libremente) y se pudo acortar distancia en la información.
En su totalidad el trabajo lo encontré interesante ,ya que se abarco varios conceptos de libertad,lo cual se puede tornar confuso, pero es necesario para tener una visión mas ampliada del concepto.
se despide atte

Anónimo dijo...

CONSIDERO QUE ES UN TRABAJO MUY BUENO Y COMPLETO, BIEN ANALITICO Y ESO ES ALGO MUY RESCATABLE, SON PARTIDARIO DE LA TEORIA AMBIENTALISTA QUE PROPONEN USTEDES COMO MUCHOS OTROS GRUPO QUE HE LEIDO Y COMO PIENSA JORGE.LO UNICO QUE PODRIA DECIR DE SU TRABAJO ES QUE CUIDEN LA ESTRUCTURA CON UNA INTROUCCION QUE ENGANCHE MAS ADENTRANDO AL LECTOR UN POCO EN EL TEMA, PERO ESTA MUY BUENO...

FRANCISCO GONZALEZ STUARDO

Anónimo dijo...

LA LIBERTAD ES LIBRE...


VIVA EL EFICIENTE, EFECTIVO Y EFICAZ "CORTAR Y PEGAR"!!!!

VIVA HABLAR EN SINGULAR O PLURAL!!!

VIVA EL MANOSEADO “Mi libertad termina donde comienza la libertad del otro”!!!!!!!

atte.alguien DESpreocupada QUE SE LE "OLVIDÓ" PONER EL NOMBRE