domingo, 18 de mayo de 2008

UN LUGAR MUY HERMOSO PARA VISITAR

VISITA PALACIO COUSIÑO
Barbara Rey
SÁBADO, 17 DE MAYO DE 2008
Sábado, 17 de mayo de 2008, con mi familia teníamos considerado hacer este paseo, mucho antes de esta fecha, pero cuando quisimos hacerlo y estábamos en la puerta, nos encontramos con que no pudimos entrar ya que había un evento.
Bueno persistimos en nuestra visita y logramos hacerlo este sábado que recién pasó, un sábado muy frío que lo único que apetecía era un café muy caliente.
Procedimos con la visita, después del Taller de Cultura Jurídica, y aquí fue también donde se gestó esta iniciativa a raíz de la invitación del profesor Blanc. Y como mi familia es aperrada me acompaña a todas con frío, con calor o bajo cualquier circunstancia. Le dimos no más!!!
Lo primero es pagar, obvio, $2.100 pesos los adultos, $800- pesos los niños. Entramos entonces al Palacio, primero nos recibe un señor, bien simpático y nos hace ponernos unas tipo pantuflas, estas pantuflas son para proteger algunos sectores del palacio que tienen su piso hecho con cerámica de mayólica italiana pintada a mano con motivos bien complejos.
Desordenado un poco la asignación de los guías, pero es lo de menos.
Nos unimos a un grupo grande, en este momento el guía nos mostró el segundo piso, comenzando por la escala, una escala de morir, muy lujosa, cada escalón diferente, de diferente color, cerámica traída desde distintos rincones del mundo. En todas las habitaciones es posible distinguir el símbolo con las iniciales de la familia. Entonces vamos al segundo piso, en este encontramos las habitaciones, vemos la habitación de Luis Cousiño que él no ocupará nunca ya que él muere antes que la casa sea terminada, la habitación de Isidora, de los niños y otras. Son pocos los muebles originales ya que en el año 1968 se produce un incendio producto de un corto circuito. El lugar es fantástico a pesar de lo anterior, incluso tienen una estantería con efectos personales de la dueña de casa. Lo que más nos llama la atención de esta primera parte es que la familia no sabía de otoño ni de invierno, ya que antes que llegará esta temporada se mudaba a su casa en Francia. Estaban siempre en eterna primavera y verano. Genial no?
En el primer piso nos muestran el Salón Dorado, que es el salón de baile, hermosos cortinajes e inmobiliario. Luego se ve el salón de música con el piano y con la guitarra de Isidora, luego vienen el salón de té, salón de juegos, invernadero, comedor principal, ascensor, sector de armas, biblioteca y comedor de diario. El ascensor fue el primero que hubo en Chile y este era para una persona que iba sentada en él. El comedor principal fue lo que más me gustó, hay unos muebles con unos tallados finísimos, ultra detallistas y la vajilla que esta contenida en ellos es increíble. Las armas que hay en el Palacio son antiquísimas ya muy antiguas para la fecha en que vivieron los dueños del palacio.
En fin un lugar muy hermoso para visitar, lamentablemente, sólo se pueden sacar fotos en el exterior, pero de todas formas afuera es igual de hermoso que adentro… lo que más nos gustó afuera fueron los leones….


Profesor: Finalmente, gracias por recomendar el lugar, para los que tenemos hijos es súper buen dato, mi hijo quedó fascinado y de pasada aprendió algo mucho más importante que lo que aprenden otros niños hoy.

5 comentarios:

Daniela Lagos dijo...

Gracias Bárbara, quedé muy entusismada con ir a conocerlo.

Realmente es precioso y se puede apreciar en la página de internet: http://www.palaciocousino.co.cl/

Muy buen dato, gracias

daniela garcia dijo...

que bueno que hayas tenido la posibilidad de visitar el palacio Cousiño y encontrarte con parte de nuestra historia. Hace muchos años atrás yo también tuve la oportunidad de visitarlo y quedé sorprendida con semejante lujo en el cortinaje, paredes, la vajilla hermosa y elegante; pero para mi gusto todo muy recargado y colorido. Al parecer eran bastante egocéntricos, porque hasta en el invernadero, en los ductos por donde pasa el agua, los fierros tienen la inscripción de los Cousiño. Lástima que por el incendio no se pueda apreciar en su totalidad esta majestuosa casa.

Gabriel Salas dijo...

Te felicito por la iniciativa que tuviste y de comentar tu experiencia en dicho lugar. Por mi parte no he tenido la oportunidad de conocerlo, pero creo que después de lo que escribiste, me motivó y no me queda otra opción que copiar tu idea y visitar junto a mi familia el Palacio Cousiño, asi podremos conocer un poco más de la historia de nuestro país y de paso me sentiré un mejor padre, al estar apoyando aun mas la educación y formación de mi hijo.

Cristian Aguilera dijo...

mmm se ve lee bastante interesante tu panorama ojala no siempre estuviera abierto para el publico en general y no para eventos porquela verdad es que cuando uno quiere siempre esta arrendado o algo asi, de todos modos hay que seguir intentandolo.

Marjorie Benitez dijo...

Gracias por el dato Barbara, a pesar que llevo años viviendo en Santiatgo nunca me había entusiasmado con vititar el lugar. Desde luego al leer tu experiencia creo que es un buen lugar para conocer.